Con Nombre Propio

Esta nueva sección está dedicada a las personas que dentro del mundo de las palas han merecido tener un hueco dentro de nuestro corazón y de nuestro recuerdo, personas cercanas y entrañables, de esas que merece la pena conocer o coincidir con ellas en tu vida; algunos siguen con nosotros, "dando guerra" y otros ya nos han abandonado. Sirva pues como recuerdo y homenaje para los que ya no están y como gratitud y amistad a los que siguen paleando o no con nosotros.

Manolo Soto "Maestro"

Allá por el año 1937 (con 16 años) y en plena guerra civil española comenzó a jugar en la orilla de la playa, con bote y mano a mano, vivió toda la evolución de este juego desde sus orígenes (desde la arena húmeda imitando al tenis, arena seca, partidas de dos hasta cinco jugadores, los comienzos de los paradores y pegadores, partidas más y menos ritmicas, diferentes distancias, etc,...) y conoció a todas las personas que destacaron e hicieron de este juego lo que es hoy en día, incluso podemos afirmar que las virtudes y valores que Manolo nos enseñó colaboraron en gran medida a que en este deporte nadie gane ni pierda, y el concepto Helénico competitivo del deporte que otros intentaron proponer no cuajase con el juego que se practica en la actualidad en las playas de Santander. "Maestro" en la vida y en las palas, ¡¡ Gracias !!.

Manuel Roque Soto Martínez "Manolo Soto" (1921-2013)

Manolo Soto junto a "Polo" Manolo Soto

Manuel Roque Soto Martínez, conocido por todos como "Manolo Soto" es un palista de los que ha hecho escuela siendo un ejemplo a seguir por todos, tanto en el campo deportivo de las palas como en el terreno personal, un tipo sin duda excepcional.

Manolo Soto nació el 16 de agosto de 1921 y es uno de los precursores e iniciadores de nuestra forma de jugar a las palas, es testigo de nuestra historia, de los pocos que aún pueden decir algo de cómo ocurrieron las cosas o al menos darnos su parecer de las mismas.

En enero de 2007 colgó su pala tras más de cuatro décadas jugando partidas y dándose un "cole" en la playa del Sardinero. Manolo Soto, persona muy querida y valorada por todos es grande como jugador de palas y más grande aún como persona.

Todos los años y con motivo de su cumpleaños se reúnen en torno a él decenas de amigos, no es fácil en esta vida tener el cariño de tanta gente, y él lo ha conseguido.

El lunes día 4 de noviembre de 2013 falleció nuestro amigo Manolo Soto. Tenía 92 años y nos cogió a todos por sorpresa. Se ha ido sin hacer ruido. en su casa y en su cama, como siempre había querido. Se va una de las personas más grandes y buenas con la que hemos tenido el placer de coincidir en esta vida. Hasta pronto Manolo. Descansa en paz.

Aqui abajo os dejo unas fotos de Manolo. La primera el 27/10/2013 sosteniendo en brazos a Claudia en la bajada a la Caracola. La del medio, la pala con las despedidas de sus amigos, incinerada junto a él. A la derecha, foto del 16/10/2013 el día de su 92 cumpleaños.

 

Sabino "El decano de las palas"

El día 5 de octubre de 2015 nos sorprendió la noticia del fallecimiento de Sabino, "el decano de las palas", jugador habitual de la zona de la Caracola junto a su inseparable mujer Margot, uno de los matrimonios más entrañables de nuestro entorno.

Sabino Ruiz Mucientes (1936-2015)

Manolo Soto junto a "Polo"Manolo Soto

Sabino Ruiz Mucientes falleció con 79 años de edad. Fue ATS de profesión y jugador de palas por devoción. Junto a su esposa Margot son los DECANOS de las palas y unas de las personas más queridas por todos.

Con Sabino se nos va otro de los grandes, otro de esos con más de 50 años de palas en sus espaldas, un maestro de los que enseñaba y de los que se aprendía. Deja una enorme huella en las palas, con humildad y discrección en todo lo que hacía, maestro, Decano.

Junto con Margot tiene 4 hijas, Fara, Margot, María y Mónica y 5 nietos, Juan, Luisa. Laura, Ángela y Miguel. Y dos hermanos, Antonio (jugador de palas y Endocrino de profesión) y Rosa Fara.

Le echaremos de menos. Seguro que ahora está preparando partida con Manolo Soto.

En agosto de 2011 se les homenajeó con una placa en la que decía: "Sabino y Margot. Nuestro sincero y emotivo reconocimiento a vuestras clases magistrales durante tantos años. En prueba de admiración, afecto y amistad. Gracias Decano, Gracias Decana".

Bajo estas líneas unas fotos de Sabino en el año 2009 y la pala con las dedicatorias que fue incinerada junto a él. Descansa en paz Sabino.